fbpx

Envío gratuito para pedido superior a 399 €

PortugueseSpanish

Su asesoramiento personal y gratuito sobre nuestros andadores: 607 384 858 / 610 305 542

PortugueseSpanish

Bailando con un Andador Rollz Flex.

Bailando con su Andador Rollz Flex

Bonnie Groenewout ha bailado toda su vida, pero cuando enfermó hace unos años pensó que no podría practicar más. ¡Pero nunca digas nunca! Pronto descubrió que el manillar de su andador Rollz Flex es una barra perfecta para los ejercicios de baile y eso le permitió incluso empezar a dar clases de baile. Bailando con un andador Rollz Flex. Bailar ayuda a mantenerse en forma, también en tiempos de coronavirus. 

Esta historia no es sólo sobre Bonnie. Podría ser sobre cualquiera que use un andador y quiera mantenerse en forma, pero no pueda ir a caminar o al gimnasio. O de alguien que se ve obligado a quedarse dentro de casa debido a las circunstancias. Hacer unos simples ejercicios mientras se sostiene el andador beneficiará a los músculos y a la salud. ¡Y moverse mientras se baila puede ser muy divertido!

Volviendo a Bonnie, hace tres años el doctor le aconsejó que comprara un andador. Como estaba usando uno prestado en ese momento, Bonnie lo vio como un contratiempo. Pero efectivamente necesitaba uno y comenzó a buscar en Internet.

Dos andadores parecían los mejores en cuanto a diseño, pero a ella le gustaba más la historia de uno que la del otro. Bonnie se identifica en la idea de usar una moderna ayuda para caminar que fue diseñada para no parecerse a un andador. Por la multifuncionalidad del manillar regulable en altura, sus cuatro ruedas giratorias, sus modernos frenos, su asiento y su bolso con cremalleras la pareció genial, así que compró el andador Rollz Flex con el bolso en color gris vaquero. Fue el que ella eligió entre las diferentes opciones que Rollz ofrece.

“¡Podría bailar de nuevo!

En algún momento le pidieron que volviera a enseñar a bailar. Era una  danza sagrada o una danza en círculo, literalmente explicada como la danza en círculo.

Comencé a practicar frente al espejo con mi Rollz Flex como soporte y rápidamente me di cuenta de lo pequeño que es su radio de giro. También pude apartarlo fácilmente porque el Rollz Flex no tiene nada que se interponga en su camino. Incluso algunos pasos rápidos de vals con muchos giros funcionaron. Y en lugar de la barra de la pared usé el manillar o barra de empuje como soporte. “Podía bailar de nuevo”, dijo Bonnie. 

La gente que me vio haciéndolo dijo que ellos también querían hacerlo. Preguntaron si podía enseñarles a bailar con su andador: “Así que ahora doy clases de baile con la ayuda de mi andador.” 

 

Bonnie hizo esta grabación para animar a un amigo mostrando algunos movimientos de baile. También lo envió a Rollz como inspiración para otros usuarios de andador. ¡Gracias Bonnie!

Práctico y seguro

Bonnie piensa que su andador es también muy práctico ya que ella no puede caminar o cargar mucho, pero la mayoría de las veces necesita llevar muchas cosas y medicinas. “Caben fácilmente en la bolsa de mi Rollz Flex y nadie ve lo que llevo porque las cremalleras están cerradas”. Eso también es seguro, ya que nadie puede sacar nada de la bolsa sin que se note.

Me da la libertad de hacer las compras diarias y así mis paseos diarios tienen un propósito. De vuelta a casa voy directamente a la cocina y no tengo que levantar ninguna bolsa: “Conveniente y útil para mí”

“Deberías verla cuando está comprando ropa”, añade su compañero. “Sube el manillar y cuelga de él todo lo que le gustaría probar. De esta manera tiene su propio estante de ropa móvil”.

Prejuicios sobre los andadores

Mirando hacia atrás en su duda inicial de usar un andador dice: “Tenía prejuicios contra los andadores. Así como vivir en la planta baja en un apartamento de una residencia de ancianos. Pensé que yo no pertenecía allí, no me consideraba un “senior” (aunque lo soy) y ahora vivo aquí con gran placer”. “También fui a la caminata anual para los discapacitados con mi andador, algo genial que tienes ahí, dijeron los otros participantes”.

Bonnie no tiene problemas para mostrarse con el Rollz Flex ahora. Poco después de comprar su andador de diseño lo llevó a dar una vuelta por un centro comercial y mientras caminaba vio una alfombra rosa. Inmediatamente empecé a caminar sobre ella, mirándome orgullosamente en los espejos de las vitrinas: “¡mírame! Parecía una pasarela para un show de novias y de repente un par de modelos con atuendos de novia vinieron hacia mí caminando sobre la misma alfombra.”

¿Quién quiere bailar con nosotros? También se puede hacer desde casa.

Las clases de baile que Bonnie normalmente enseñaba están ahora canceladas debido al coronavirus, como todas las demás actividades de grupo en los Países Bajos y resto del mundo. Para consolar a los usuarios interesados que normalmente se habrían unido a la clase pero que ahora están en casa, dijo: “Bailo el martes por la mañana alrededor de las 10:00 en mi sala de estar para ti”.

Un par de personas respondieron inmediatamente que les gustaría unirse.

“Siempre es posible mantenerse activo con el andador, pero mejora cuando pones la música”, dice el profesor de baile por experiencia.

“Haz un baile y luego, un ejercicio aburrido se convertirá en divertido. La música inspira y conecta, lo ves con la gente que estaba aislada en Italia y España por la crisis del coronavirus que cantaban desde sus ventanas. Así que invito a la gente a que aparten las sillas, pongan música y bailen, ¡pueden hacerlo con su andador!

El Baile del Trébol de la Suerte

En tiempos como estos, a todos nos vendría bien un poco de suerte. Por eso Bonnie hizo una coreografía inspirada en el trébol para bailarla con su Rollz Flex. Puedes bailarlo en cualquier lugar donde puedas crear un espacio para moverte. Con tus pasos dibujas las cuatro hojas y el tallo del trébol en el suelo.

Los pasos pueden ser ajustados como se desee – pequeños o grandes – y el baile puede ser hecho de una manera silenciosa y meditativa o al ritmo de   su música favorita.

El Trébol de la Suerte se puede bailar con diferentes tipos de música como se puede hacer en cuatro-cuatro o en tres-cuatro tiempos, como en un vals.

Luego se baila cada “hoja” (una o dos veces) comenzando con la parte redonda y terminando con los pasos rectos. Haz algo bonito con ello, pero, sobre todo: ¡disfruta!

En el video de abajo Bonnie explica la coreografía del baile del trébol de la suerte en un dibujo.

Rollz Motion personaliza tu andador con Rollz By Rollzing

Carrito