Envío gratuito para pedido superior a 399 €

PortugueseSpanish

Su asesoramiento personal y gratuito sobre nuestros andadores: 607 384 858 / 610 305 542

PortugueseSpanish

Como elegir un Andador para jóvenes y adultos.

Andador para adultos y jóvenes, claves para mejorar su autonomía

¿Cómo elegir un Andador para jóvenes y adultos?. Un andador es una herramienta fundamental que permite que las personas mayores con problemas al andar puedan mantener e inclusive mejorar su vida diaria activa, les aporta autonomía y libertad, pero también un andador es muy útil para jóvenes o personas de cualquier edad que tienen movilidad reducida o se están recuperando de un accidente, secuela, tienen que hacer rehabilitación… la movilidad reducida no tiene edad.

Es normal asociar el uso de los andadores para personas con movilidad reducida o andadores para la tercera edad, pero nada más lejos de la realidad, pues hay muchas otras personas que pueden hacer uso del andador para su beneficio al movilizarse. Elegir un andador no es una tarea sencilla, ya que existen muchos modelos y factores en función de las necesidades personales de quien vaya a utilizarlo.

La decisión de compra de un andador no es una decisión rápida y a la ligera, sino algo muy meditado. Hay que tener en cuenta una serie de características para ver qué producto, de todos los que hay en el mercado, se adapta mejor a mis necesidades. Es importante saber si la persona que lo va a utilizar es joven o mayor ya que hay una serie de características que hay que tener en cuenta. Cada vez hay más personas jóvenes que necesitan un andador como apoyo para caminar y que les ofrece más estabilidad que un bastón o unas muletas.

¿Cómo elegir un Andador para jóvenes y adultos?

Andadores para jóvenes y adultos

Existen muchos modelos en el sector ortopédico, incluyendo un andador incluso que funciona con inteligencia artificial o que se convierte en silla de ruedas, para adaptarse a un público cada vez más exigente que busca, ante todo, poder vivir con mayor autonomía asegurando la movilidad a pesar del paso de los años o de padecer algún tipo de enfermedad muscular, ósea o neuromuscular.

Entre las múltiples opciones que existen en el mercado, a la hora de comprar un andador, hay que tener en cuenta las características, como la superficie sobre la que va a ser utilizado, altura de quien lo va a utilizar, necesidades para sentarse…. La razón es sencilla, para los jóvenes, adultos y ancianos que poseen dificultades para desplazarse, tienen necesidades diferente y el andador se convierte en una herramienta imprescindible, casi de subsistencia, a la hora de enfrentarse a la movilidad del día a día.

Y es que la misión principal de un andador ortopédico es garantizar la seguridad, maniobrabilidad y una postura más ergonómica de quienes, por cualquier circunstancia, se ven obligados a usarlo. Otra de las cosas que no hemos de pasar por alto, y que analizaremos a lo largo de este post, es el material con el que está hecho un andador.

Andador para usar en casa o en la calle

Si nos encontramos con el caso de un andador para mayores o jóvenes que van a utilizar en casa, quizá sea mejor optar por un andador fijo, ya que ofrece más estabilidad, aunque cuesta más esfuerzo manejarlo.

Si cuentas con espacio suficiente en casa, es mejor comprar un andador de cuatro ruedas que, ofrezca mayor estabilidad y por tanto seguridad. Un andador con un ángulo de giro más corto, es decir la distancia entre ejes es más pequeña, es mucho mejor, porque te podrás mover con mayor facilidad incluso en el interior de tu casa o al caminar por la vía pública.

En cambio, si vamos a utilizarlo en la calle, un andador para jóvenes o adultos, con ruedas es perfecto para salvar irregularidades del pavimento, bordillos, escalones, etc. Hay andadores con 2 y 4 ruedas, e incluso que tengan ruedas hinchables, y es importante que sea ligero, ergonómico, flexible y sobre todo muy maniobrable para un desplazamiento suave y confortable.

A la hora de elegir un andador, de entre todos los existentes, te recomendamos los andadores para personas mayores o jóvenes con frenos por presión, manetas tipo bici, incluso con sistema de bloqueo de parada, que actúa como un freno de mano de tu coche. Gracias a su sencillo uso, los frenos ubicados en la empuñadura, permiten a los ancianos, jóvenes y adultos reaccionar ante cualquier obstáculo que encuentren en su camino y que amenace la continuidad de su marcha o ayudar a frenar el andador si se van a parar y sentarse. Además, son productos que vienen con numerosas características como asiento, manillar con regulación en altura, o incluso convertibles en silla de ruedas, y algunos tienen accesorios útiles para el día a día como portavasos, paraguas, fundas de viaje, cinturones de seguridad…

Andador fijo para jóvenes y adultos
Rueda con movilidad 360 grados, para que superes cualquier obstáculo

Andador que viaja

Si realizas viajes en familia, con amigos o con alguna asociación de forma individual o asistida es importante adquirir un andador plegable que te permitirá poder transportarlo en el maletero del coche, en tren, en autocar o en avión. Si este último es tu caso, no dudes en contactar con tu aerolínea y preguntarles sobre los servicios de asistencia para las personas con movilidad reducida y cómo transportar el andador plegable.

También te permitirá poder dejarlo en un espacio reducido de un restaurante al que vayáis a comer, en el guardarropa de un teatro o cine o en una sala de una conferencia, por ejemplo. Y si tu andador, aún plegado puede rodar, moverse, te será mucho más práctico.

En este sentido, comprar un andador para jóvenes, adultos o ancianos suficientemente ligero, pero siempre seguro, es fundamental para garantizar la libertad y comodidad de movimientos y para evitar caídas, que acaben provocando problemas mayores.

Funda de viaje Andadores Rollz Motion y Performance para proteger tu andador
Rollz Flex Blanco plegado en el interior del maletero de un coche en posición horizontal

¿Qué medidas hay que tener en cuenta para elegir un andador?

Hay que tener en cuenta una serie de medidas y características que debe tener un andador que finalmente elijamos:

Altura:

Es importante saber qué altura debe tener el andador: la persona que lo va a utilizar tiene que permanecer de pie con los brazos extendidos de una manera natural. La distancia que hay entre el pliegue de la muñeca hasta la superficie del suelo debería ser la altura que se elija, pues va a respetar la estructura corporal de la persona.

Existen andadores con el manillar regulable en altura para que puedas adaptarlo a tu medida óptima y conseguir así una postura más ergonómica, que te ayude a evitar los dolores de espalda o de cervicales tan habituales.

Anchura:

A la hora de tomar esta medida hay que tener en cuenta la anchura de las puertas por donde se va a pasar, como, por ejemplo, la del baño o ascensores para asegurarnos de no tener ningún problema de movilidad.

Frenos:

Es importante que el andador cuente con frenos a presión, ubicados en la empuñadura que permitirá al usuario del andador reaccionar ante cualquier situación imprevista. Es fundamental también que sea ligero para permitir una buena movilidad e independencia.

Frenos-de-tambor
Freno pinza andador Rollz Flex

Ruedas:

Existen andadores de 2 ruedas y de 4 ruedas algunos de estas ruedas son de aire o hinchables lo que facilita a la hora de desplazarse por superficies más irregulares o en diferentes superficies. La elección de 2 o 4 ruedas va en función del uso urbano o en el hogar. Aunque la ligereza de algunos materiales con lo que se construyen actualmente los andadores hacen que los andadores de 4 ruedas sean aún más manejables incluso que los de 2 ruedas y permiten salvar bordillos.

En general los de 4 se adaptan a cualquier tipo de necesidad.

Existen modelos con las ruedas sólidas o hinchables. Estas ruedas hinchables hacen que el andador pueda desplazarse por superficies aún más complicadas o incluso por caminos de arena o césped.

Rollz-Motion-Performance-
Rollator Rollz Motion², Matt Black

Características varias

Algunos andadores cuentan con un asiento donde poder descansar un rato o si estamos esperando en una fila, por ejemplo. O incluso existen algunos que el andador se convierte en silla de ruedas para que un acompañante pueda llevar al usuario y continuar con el paseo.

Otros cuentan con un espacio lo suficientemente amplio como para convertirse en carro de la compra y andador.

¿Cuándo hay que usar un andador?

Problemas de movilidad reducida

Cuando la persona ya no es capaz de permanecer en pie de manera segura durante un determinado periodo de tiempo. Los motivos pueden ser diversos, desde una herida que está en proceso de cicatrización, una mala circulación o la recuperación tras haber sufrido una fractura por una caída, personas de cualquier edad. En estos casos, lo mejor es contar con la ayuda de un andador que les ayude a soportar su propio peso, les de seguridad y movimiento autónomo fácilmente, es decir, maniobre con un ángulo de giro pequeño que facilite la movilidad en casa y en la vía pública.

Incapaz de mantener un correcto equilibrio

Los motivos por los que una persona no es capaz de permanecer en pie de manera segura durante un determinado periodo de tiempo pueden ser diversos, desde una herida que está en proceso de cicatrización, una mala circulación o la recuperación tras haber sufrido una fractura por una caída. En estos casos, lo mejor es contar con la ayuda de un andador que les ayude a soportar su propio peso.

Se fatiga con facilidad

Esta fatiga puede producirse debido al envejecimiento natural o por sufrir determinadas enfermedades como la fibromialgia, artritis, ataxia, esclerosis múltiple, síndrome de Ehlers-Danlos, Parkinson… y cualquier enfermedad neuromuscular. Por ejemplo, con el andador, las personas que se fatigan pueden realizar respiraciones más profundas y lentas, resistiendo un mayor tiempo de actividad física.

Principales ventajas del uso de un andador

Factores físicos

El uso de un andador contribuye a que la musculatura gane fuerza y estabilidad, y la circulación sanguínea fluya mejor.

Factores sociales

Un andador ayuda a poder salir a pasear sin depender de otra persona, sino simplemente usar un andador nos motiva para relacionarnos con los demás.

Factores psicomotrices

El uso de un andador consigue mejorar el equilibrio y la estabilidad, lo que redunda en la autoestima.

Factores intelectuales

Salir a la calle nos anima y nos motiva, despeja nuestra mente a la vez que nuestro cuerpo y la mantenemos activa.

Factores emocionales

Salir a la calle con un andador y sentirnos libres e independientes, contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo y humor.

¿Y comprar un andador de segunda mano?

¡En ocasiones, lo barato sale caro! No merece la pena gastarse el dinero para uno de segunda mano. Un andador es como un zapato. Los andadores se amoldan a la persona que lo ha utilizado previamente.

Por ello siempre hay que adquirir un andador nuevo. Preferentemente uno de  calidad, de alta gama y de última generación, un andador Rollz puede ser una alternativa que cubra tus necesidades actuales y futuras desde un punto de vista personal y familiar. Un andador Rollz es duradero y versátil. Por ejemplo, el andador Rollz Motion es el único andador que se convierte en silla de ruedas del mercado, ya que está patentado a nivel mundial. Una idea maravillosa holandesa, que nos viene desde Amsterdam y que ya tienes disponible, a través de su distribuidor oficial para España y Portugal, en la tienda online Rollzing.

Andadores Rollz

Andadores Rollz Motion y Rollz Flex para tu traslado y fisioterapia.

Los andadores Rollz ofrecen todas estas características, además, de la más absoluta autonomía, independencia y libertad que cualquier persona con movilidad reducida puede necesitar de forma puntual o permanente, sin barreras y sin limitaciones.

Rollz Motion, su producto estrella, en dos tamaños, el andador que se convierte en silla de ruedas, fácil de manejar y de llevar a cualquier sitio.

Rollz Performance, la versión de andador todoterreno, más robusto, ideal para caminar sobre superficies o pavimentos más difíciles gracias a sus ruedas hinchables, rellenas de aire y ergonomía para amortiguar.

Rollz Flex, que es un andador urbano y carrito de la compra todo en uno, con una resistente bolsa para poder guardar lo que queramos. Ligero, robusto, plegable y con estilo.

Los andadores Rollz replican el diseño y estilo que los antiguos directivos de los de Bugaboo utilizaron para sus carritos de bebé; son maniobrables, flexibles y de fácil manejo, además de modernos, robustos, ligeros, fáciles de plegar y transportar para llevarlo contigo a todas partes.

Tras 10 años en el mercado europeo, los andadores Rollz llegan a España manteniendo ese toque moderno que sigue considerándose totalmente innovador, de calidad, además de estético.

Rollz te lleva más lejos, a ti y con los tuyos

Rollz Motion personaliza tu andador con Rollz By Rollzing

Carrito